sábado, 6 de diciembre de 2008

Abducido.

Dejé de cavilar y me dispuse a tomar el largo camino a casa.



Un escalofrío recorre todo mi cuerpo,
escucho pasos aislados que mutilan mi cerebro.
El horripilante frío de miedo,
me maneja hasta la locura.
Al sufrimiento.

Golpeo y tropiezo.
No vuelvo a saber nada de mí.
Ya nada existe y se esfuma.
Un golpe sordo justo en la nuca.


Quiero gritar,
pero noto que la voz me ha abandonado.
No siento mi cuerpo, ni el aire para vivir.
Todo es tan confuso.

Como elefantes en el agua
y pulpos que me atacan,
pesadillas renuentes se acumulan
llenan de basura mi subconsciente.

El color escarlata de su rostro
me revela un viejo cuento
donde la muerte se avecina
y nadie hizo nada por detenerla.

Trato de mirar dentro de sus ojos enfermos,
lo único que consigo es que penetre en los míos,
Llenos de miedo y un terror inefable,
me transfiere todos sus deseos.
Crueles. Perversos.

Vomito, escupo mi hígado y grito.
Él obtiene lo que quiere.
Él sabe lo que tiene que hacer.
Mis manos tiemblan.
El final.

No.

Tiene furia en sus ojos y veneno en la piel.
He perdido toda esperanza.
¿Qué es eso? ¿Alguna vez existió?

Corre.
Desnudo desfallezco. Gano cada vez aliento.
Una calle, doble la esquina...Grita.
¡Grita!
Muere.

Pocos metros y una larga vida en el más allá.
No existe el mal, no existe el bien.
Sólo la ausencia de corazón y el deseo de saborear la muerte.

11 comentarios:

Lia dijo...

Abducida quedé yo por tus palabras una vez más...siento mi ausencia y al volver me encuentro con esto, contigo de nuevo, q haces q un escalofrío recorra mi cuerpo...peo si podemos elegir, vamos a quedarnos con la vida no amigo??

Eres genial.

Mil abrazos, mil besos, y mil más por los no dados en estos días pasados.

Ayla dijo...

Gracias por la visita. Te seguiré. Eres bien recibido.

Ana dijo...

Me ha gustado, a pesar de su dureza.
Gracias por visitar mi blog...Yo seguiré visitando el tuyo si me lo permites.
Un saludo.

Arkantis dijo...

Sin corazón..¿tú te imaginas un mundo así?..mejor que te dejen en este mundo más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer..

Besos bajo la lluvia

PinUpSoy dijo...

Nunca muere... Tan duro como siempre, contundente y directo... Sabes que tus palabras retumban en mi interior y me inducen a meditar...
Me quedo alucinada siempre con tus letras, tu forma de enlazar unas cosas con otras...

Un besazo enorme!!!!!!!!Me encantas
Muakssssssssssssssss!!!!!!!! :[

Saziwe dijo...

La ausencia del corazon...
Hay quienes escogen estar ausentes de nuestras vidas...
Ojala y nosotros siempre podamos escoger estar presentes con nosotros mismos, y a su vez darnos permiso de estar en la vida del que nos lo permita...
Nunca muere tu arte y tu creatividad,
Un abrazo Saziwe

La sonrisa de Hiperión dijo...

"No existe el mal, no existe el bien."


Tampoco nadie saber lo que existe o lo que puede existir... Que yo sepa nadie regreso para aclararlo...
Saludos!

leo dijo...

eyy veo que has cambiado el nombre de tu blog, y la foto...me ha gustado¡¡

leer tu texto me ha recordado a una entrada qeu yo escribi sobre querer gritar y soltar al aire todo aquello que no sentia, que me dolia y sobre todo aquello que temo...asi que grita suelta todo no te guardes nada dentro, que tu alma no se marchite, cuando te pierdas haz lo posible por encontrarte de nuevo, pero ante todo la muerte para el fin de nuestra historia, nunca antes, desea mejor vivir cada dia aunque sea malo o bueno, pero merece la pena elegir VIVIR¡¡

me ha gustado leerte, como siempre.
un beso amigooo

leo

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Corre.
Desnudo desfallezco. Gano cada vez aliento."

Corre, y no pares. pero lo primero, y más importante, haci donde tiene que hacerlo.
Saludos

mundo de sueños dijo...

Escalofrios, miedos, tropiezos, angustia.... todo lo que llevamos dentro y nadie ve, y no somos capaces de soltarlo, mejor gritar aunque no nos oiga nadie, tenemos que oirnos nosotros y saber que estar asi no es la mejor opcion.
me ha gustado tu texto, bonita forma de recuperar el aliento...
Un beso,

MeRieM dijo...

La crueldad de la vida sin duda, sentirte vacío estando lleno de cosas para dar... ¿Qué complejidad, verdad?
Un beso.