domingo, 30 de noviembre de 2008

Cástigo

Por qué, si la principal prueba de la existencia de Dios es la revelación interna que da a cada uno de nosotros del mal o del bien, ¿ha de estar limitada esa relación a lo que llamamos Iglesia? ¿Y aquellos millones de budistas y musulmanes que igualmente buscan el bien? ¿Qué temores me inquietan? Sí, las leyes del bien o del mal reveladas al mundo, son la prueba evidente, irrecusable de la existencia de Dios; lo reconozco en el fondo de mi corazón me unen así, por amor o por instinto, a todos los que como yo, las reconocen. Antes existía y seguirá existiendo un pensamiento de dolor y pesadumbre, pero cuando alguien me ve pasar, podría juzgar que soy pleno y feliz. Este sentimiento, no me deslumbra ni me hace feliz como pensaba, así como el amor, no ha tenido para mí sorpresa ni entusiasmo, después de ya innumerables fracasos el dolor no es parte de mí vida. ¿Debo de darle el nombre de fe? No lo sé. Sé solamente que se deslizó en mi alma con el sufrimiento y que se ha implantado firmemente en ella. Probablemente, persistiré en expresar mis ideas fuera de razón; sentiré siempre una barrera entre el santuario de mi alma y el alma de los demás. Mi vida interior no estará ya a merced de los acontecimientos; cada minuto de mi existencia tendrá un sentido indudable que estará en mí poder imprimir a cada una de mis acciones: ¡el sentido del bien!

9 comentarios:

Ana dijo...

Muy buena tu reflexión.
Lo importante es intentar hacer el bien sin más.
Gracias por visitar mi blog.
Un saludo.

PinUpSoy dijo...

nunca muere... hoy después de leerte solo me han quedado estas palabras en la cabeza:
¿RELIGION? NO GRACIAS!

Un besazo enorme!!!!!!!
Muakssssssssssssssss!!!!!!!

mia dijo...

Qué grandor en

lo que sientes

y qué bien lo

dices!!!

♥♥♥besos♥♥♥

mia dijo...

Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.
Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.
Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito
repitiendo todos los días los mismos
trayectos,
quien no cambia de marca,
no se atreve a cambiar el color de su
vestimenta
o bien no conversa con quien no
conoce.
Muere lentamente
quien evita una pasión y su remolino
de emociones,
justamente estas que regresan el brillo
a los ojos y restauran los corazones
destrozados.
Muere lentamente
quien no gira el volante cuando esta infeliz
con su trabajo, o su amor,
quien no arriesga lo cierto ni lo incierto para ir
detrás de un sueño
quien no se permite, ni siquiera una vez en su vida,
huir de los consejos sensatos...
¡Vive hoy!
¡Arriesga hoy!
¡Hazlo hoy!
¡No te dejes morir lentamente!
¡NO TE IMPIDAS SER FELIZ!



Texto de Pablo Neruda

BB dijo...

digamos que alli esta eso del verbo y el sustantivo ... hacerlo simplemente hace el bien.. sin mirar a quien.. hacerlo no por defecto sino porque te nace pro dentro


besos

leo dijo...

yo suelo ocultar mis dolores y pesadumbres...cuando me encuentro asi no suelo salir de la cama, puede que no es la mejor forma, pero cuando la fe se va, cuando todo es una interrogante...no dan ganas de mucho.
aunque eso sí, intento poner mi sonrisa a esos dias, al menos, si nadie me hace sentir bien, depende de mí encontrarme bien.

un beso grande¡¡

leo, :)

mundo de sueños dijo...

me gusta tu reflexion, sólo que en tu alma no se deslize el sufrimiento, apartalo, por muchas cosas que nos vaya sucediendo, o pensemos k peor no nos puede ir, siempre vuelve a amanecer, y con él millones de sorpresas.... vive cada minuto!!!
buen post.
Un beso :)

AriaDna dijo...

la persona que tenga la mirada limpia tendrá limpios sentimientos

un beso

Arkantis dijo...

Mirame a los ojos..y veras que no hay ningun mal en ellos...

Un besazo